El Agua y la Huella Hídrica


¿Qué es el Agua?

El agua es la sustancia que sostiene la vida en el planeta Tierra.

El agua es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). Es esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida. El término agua, generalmente, se refiere a la sustancia en su estado líquido, pero la misma puede hallarse en su forma sólida llamada hielo, y en forma gaseosa denominada vapor.

Historia de su estudio

Los antiguos filósofos consideraban el agua como un elemento básico que representaba a todas las sustancias líquidas. Los científicos no descartaron esta idea hasta la última mitad del siglo XVIII. En 1781 el químico británico Henry Cavendish sintetizó agua detonando una mezcla de hidrógeno y aire. Sin embargo, los resultados de este experimento no fueron interpretados claramente hasta dos años más tarde, cuando el químico francés Antoine Laurent de Lavoisier propuso que el agua no era un elemento sino un compuesto de oxígeno e hidrógeno. En un documento científico presentado en 1804, el químico francés Joseph Louis Gay-Lussac y el naturalista alemán Alexander von Humboldt demostraron conjuntamente que el agua consistía en dos volúmenes de hidrógeno y uno de oxígeno, tal como se expresa en la fórmula actual H2O.

Casi todo el hidrógeno del agua tiene una masa atómica de 1. El químico estadounidense Harold Clayton Urey descubrió en 1932 la presencia en el agua de una pequeña cantidad (1 parte por 6.000) de lo que se denomina agua pesada u óxido de deuterio (D2O); el deuterio es el isótopo del hidrógeno con masa atómica 2. En 1951 el químico estadounidense Aristid Grosse descubrió que el agua existente en la naturaleza contiene también cantidades mínimas de óxido de tritio (T2O); el tritio es el isótopo del hidrógeno con masa atómica 3.

El agua en la Tierra

En la imagen se muestra el total de agua de los océanos en comparación con la superficie terrestre.

El agua cubre el 71% de la superficie de la corteza terrestre. Se localiza principalmente en los océanos donde se concentra el 96,5% del agua total, los glaciares y casquetes polares poseen el 1,74%, los depósitos subterráneos (acuíferos), los permafrost y los glaciares continentales suponen el 1,72% y el restante 0,04% se reparte en orden decreciente entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos.

El agua es un elemento común del sistema solar, hecho confirmado en descubrimientos recientes. Puede ser encontrada, principalmente, en forma de hielo; de hecho, es el material base de los cometas y el vapor que compone sus colas.

Este líquido vital es uno de los tantos recursos naturales renovables que nos proporciona la naturaleza y la usamos todos los días en forma individual, en la vida cotidiana en nuestra familia y en la sociedad, para nuestro consumo, aseo, uso doméstico e industrial. El agua forma parte de la vida misma, pues todos los seres vivos tienen en su composición, un alto contenido de agua.

El agua de las montañas

El porcentaje de agua contenido en ríos, lagos y montañas es de apenas el 1%.

Los principales ríos del mundo, desde el Río Grande en Sudamérica hasta el Nilo en África, nacen en las montañas. En consecuencia, más de la mitad de los habitantes del planeta dependen del agua de las montañas para cultivar alimentos, producir electricidad, mantener la industria y, lo que es más importante, para beber.

Cada día, una de cada 2 personas en el planeta consume agua procedente de las montañas. Mil millones de personas en China, India y Bangladesh, 250 millones en África y toda la población del estado de California, en Estados Unidos, se encuentran entre los 3,000 millones de personas que dependen del flujo constante de agua dulce y potable de las montañas.

En las regiones húmedas del planeta, las montañas proporcionan entre 30 y 60% del agua dulce río abajo. En los ambientes semiáridos y áridos, éstas proporcionan entre 70 y 95%.

El agua en el cuerpo humano

En el cuerpo humano, el agua esta presente desde un 45% hasta el 75%

El agua es el principal e imprescindible componente del cuerpo humano. El ser humano no puede estar sin beberla más de cinco o seis días sin poner en peligro su vida. Se ha calculado que 83% del peso corporal de un niño pequeño está constituido por agua; conforme va creciendo, el porcentaje de agua en su cuerpo va disminuyendo hasta llegar a 60% en un hombre adulto y 45% en una mujer adulta.

Aproximadamente el 60 % de este agua se encuentra en el interior de las células (agua intracelular). El resto (agua extracelular) es la que circula en la sangre y baña los tejidos.

En las reacciones de combustión de los nutrientes que tiene lugar en el interior de las células para obtener energía se producen pequeñas cantidades de agua. Esta formación de agua es mayor al oxidar las grasas – 1 gr. de agua por cada gramo de grasa -, que los almidones -0,6 gr. por gr., de almidón-. El agua producida en la respiración celular se llama agua metabólica, y es fundamental para los animales adaptados a condiciones desérticas. Si los camellos pueden aguantar meses sin beber es porque utilizan el agua producida al quemar la grasa acumulada en sus jorobas. En los seres humanos, la producción de agua metabólica con una dieta normal no pasa de los 0,3 litros al día.

El origen del agua en la Tierra

En la actualidad existen dos teorías del origen del agua:

  • La Teoría volcánica plantea que el agua se formó en el centro de la Tierra, por reacciones a altas temperaturas (527 ºC) entre átomos de hidrógeno y oxígeno. Las moléculas formadas por esta reacción fueron expelidas a la superficie terrestre en forma de vapor (por la temperatura a la que se encontraban); algo de este vapor de agua pasó a formar parte de la atmósfera primitiva (esta atmósfera primitiva carecía de oxígeno molecular), y otra parte se enfrió y condensó para formar el agua líquida y sólida de la superficie terrestre.

Una teoría afirma que el agua en la Tierra llegó procedente de un meteorito.

Este proceso tomó millones de años, pero las evidencias experimentales que se tienen actualmente plantean que el agua está presente en la Tierra hace unos 3.800 millones de años.

  • La teoría extraterrestre de los meteoritos transportadores de agua la teoría más reciente atribuye el origen del agua a causas extraterrestres. Numerosos estudios realizados por la NASA apoyan los planteamientos de Tobias, Mojzsis y Scienceweek quienes afirman que el agua llegó a la Tierra en forma de hielo, en el interior de numerosos meteoritos, que al impactar sobre la superficie terrestre liberaron este compuesto y llenaron los océanos (o al menos parte de ellos).

Cuando esta teoría fue planteada recibió una gran cantidad de críticas y censuras, pero estudios referidos por Mojzsis hablan de otros impactos de meteoritos sobre la Tierra, a los cuales se atribuye el haber contribuido con concentraciones significativas de otros elementos y moléculas químicas a la «sopa» donde se originaron las macromoléculas orgánicas y los coacervados.

Posteriormente, científicos de la NASA han comunicado algunos descubrimientos que constituyen la primera evidencia sólida para este suceso: análisis del cometa S4 LINEAR han mostrado una similitud muy grande entre la composición y estructura química de éste con el agua que actualmente existe en los océanos de la Tierra, así como estudios de presencia de deuterio (D), átomos de hidrógeno con un neutrón extra, característicos de este tipo de cometas, inclusive en las profundidades de los mares, siendo que el D2O se encuentra en toda el agua —independientemente del tipo de cuerpo de agua o la profundidad— en una relación natural aproximada de 99,85% de H y 0,15% de D.

Características del agua

El agua pura es un líquido inodoro e insípido. Tiene un matiz azul, que sólo puede detectarse en capas de gran profundidad. A la presión atmosférica (760 milibares de mercurio), el punto de congelación del agua es de 0 °C y su punto de ebullición de 100 °C. El agua alcanza su densidad máxima a una temperatura de 4 °C y se expande al congelarse.

Estructura química

El agua está formado por 2 átomo de Hidrógeno y uno de oxígeno, habiendo un ángulo entre ellos de 104.5°

La molécula de agua está formada por dos átomos de H unidos a un átomo de O por medio de dos enlaces covalentes. El ángulo entre los enlaces H-O-H es de 104’5º. El oxígeno es más electronegativo que el hidrógeno y atrae con más fuerza a los electrones de cada enlace.

El resultado es que la molécula de agua aunque tiene una carga total neutra (igual número de protones que de electrones), presenta una distribución asimétrica de sus electrones, lo que la convierte en una molécula polar: alrededor del oxígeno se concentra una densidad de carga negativa , mientras que los núcleos de hidrógeno quedan parcialmente desprovistos de sus electrones y manifiestan, por tanto, una densidad de carga positiva.

Por ello se dan interacciones dipolo-dipolo entre las propias moléculas de agua, formándose enlaces por puentes de hidrógeno, la carga parcial negativa del oxígeno de una molécula ejerce atracción electrostática sobre las cargas parciales positivas de los átomos de hidrógeno de otras moléculas adyacentes.

Aunque son uniones débiles, el hecho de que alrededor de cada molécula de agua se dispongan otras cuatro moléculas unidas por puentes de hidrógeno permite que se forme en el agua (líquida o sólida) una estructura de tipo reticular, responsable en gran parte de su comportamiento anómalo y de la peculiaridad de sus propiedades fisicoquímicas.

El disolvente Universal

El agua es uno de los agentes ionizantes más conocidos. Puesto que todas las sustancias son de alguna manera solubles en agua, se le conoce frecuentemente como el disolvente universal. Esta propiedad, tal vez la más importante para la vida, se debe a su capacidad para formar puentes de hidrógeno.

En el caso de las disoluciones iónicas los iones de las sales son atraídos por los dipolos del agua, quedando “atrapados” y recubiertos de moléculas de agua en forma de iones hidratados o solvatados.

El agua combina con ciertas sales para formar hidratos, reacciona con los óxidos de los metales formando ácidos y actúa como catalizador en muchas reacciones químicas importantes. La capacidad disolvente es la responsable de que sea el medio donde ocurren las reacciones del metabolismo.

Reacciones Químicas

En cuanto a las propiedades químicas del agua, sabemos que: 1) reacciona con los óxidos ácidos, 2) reacciona con los óxidos básicos, 3) reacciona con los metales, 4) reacciona con los no metales, 5) se une a las sales formando hidratos. A continuación se exponen ejemplos de cada una de estas reacciones, muchas de las cuales existen en la naturaleza:

1) Los anhídridos u óxidos ácidos reaccionan con el agua y forman ácidos oxácidos.

CO2 + H2O = H2CO3 (ácido carbónico),

SO2 + H2O = H2SO4 (ácido sulfúrico),

N2O5 + H2O = 2HNO3 (ácido nítrico).

2) Los óxidos de los metales u óxidos básicos reaccionan con el agua para formar hidróxidos. Muchos óxidos no se disuelven en el agua, pero los óxidos de los metales activos se combinan con gran facilidad.

Na2O + H2O = 2NaOH (hidróxido de sodio),

CaO + H2O = Ca(OH)2 (hidróxido de calcio),

MgO + H2O = Mg(OH)2 (hidróxido de magnesio).

3) Algunos metales se descomponen en agua fría y otros lo hacen a temperatura elevada.

En agua fría;

2Na + 2.H2O = 2NaOH + H2 ¬ (Hidróxido de sodio más hidrógeno),

Ca + 2.H2O = Ca(OH)2 + H2 ¬ (Hidróxido de calcio más hidrógeno);

En agua a temperatura elevada;

Mg + H2O + calor = MgO + H2 ¬ (óxido de magnesio más hidrógeno),

3Fe + 4H2O + calor = Fe3O4 + 4H2 ¬ (óxido ferroso-férrico más hidrógeno).

4) El agua reacciona con los no metales, sobre todo con los halógenos, dando los siguientes compuestos:

Cl2 + H2O = HCl + HClO (ácido clorhídrico y ácido hipocloroso),

Br2 + H2O = HBr + HBrO (ácido bromhídrico y ácido hipobromoso).

Al pasar el carbón al rojo sobre agua, se descompone y se forma una mezcla de monóxido de carbono e hidrógeno (gas de agua): C + H2O = CO + H2 (gas de agua).

5) El agua forma combinaciones complejas con algunas sales, denominadas hidratos, como:

CuSO4•5H2O (sulfato cúprico hidratado con 5 moléculas de agua),

FeSO4•7H2O (sulfato ferroso hidratado con 7 moléculas de agua),

ZnSO4•7H2O (sulfato de zinc hidratado con 7 moléculas de agua),

Na2CO3•10H2O (carbonato sódico hidratado con 10 moléculas de agua).

Fuerza de Cohesión

Los puentes de hidrógeno mantienen las moléculas de agua fuertemente unidas, formando una estructura compacta que la convierte en un líquido casi incompresible. Al no poder comprimirse puede funcionar en algunos animales como un esqueleto hidrostático.

Calor Específico

También esta propiedad está en relación con los puentes de hidrógeno que se forman entre las moléculas de agua. El agua puede absorber grandes cantidades de “calor” que utiliza para romper los puentes de hidrógeno por lo que la temperatura se eleva muy lentamente. Esto permite que el citoplasma acuoso sirva de protección ante los cambios de temperatura. Así se mantiene la temperatura constante.

Vaporización

Sirve el mismo razonamiento, también los puentes de hidrógeno son los responsables de esta propiedad. Para evaporar el agua, primero hay que romper los puentes y posteriormente dotar a las moléculas de agua de la suficiente energía cinética para pasar de la fase líquida a la gaseosa.

Para evaporar un gramo de agua se precisan 540 calorías, a una temperatura de 20º C y presión de 1 atmósfera.

Gracias a la elevada capacidad de evaporación del agua, podemos regular nuestra temperatura, sudando o perdiéndola por las mucosas, cuando la temperatura exterior es muy elevada es decir, contribuye a regular la temperatura corporal mediante la evaporación de agua a través de la piel.

Densidad, masa y volumen

La densidad se define como la relación de la masa entre el volumen; 1 kilo de agua ocupa el volumen de 1 litro. No posee una forma definida, por eso es que toma la forma del recipiente que la contiene y, sin embargo, su superficie conserva una posición horizontal.

Composición

Debido a su capacidad de disolver numerosas sustancias en grandes cantidades, el agua pura casi no existe en la naturaleza. Durante la condensación y precipitación, la lluvia o la nieve absorben de la atmósfera cantidades variables de dióxido de carbono y otros gases, así como pequeñas cantidades de material orgánico e inorgánico. Además, la precipitación deposita lluvia radiactiva en la superficie de la Tierra.

En su circulación por encima y a través de la corteza terrestre, el agua reacciona con los minerales del suelo y de las rocas. Los principales componentes disueltos en el agua superficial y subterránea son los sulfatos, los cloruros, los bicarbonatos de sodio y potasio, y los óxidos de calcio y magnesio. Las aguas de la superficie suelen contener también residuos domésticos e industriales. Las aguas subterráneas poco profundas pueden contener grandes cantidades de compuestos de nitrógeno y de cloruros, derivados de los desechos humanos y animales. Generalmente, las aguas de los pozos profundos sólo contienen minerales en disolución.

El agua del mar contiene, además de grandes cantidades de cloruro de sodio o sal, muchos otros compuestos disueltos, debido a que los océanos reciben las impurezas procedentes de ríos y arroyos. Al mismo tiempo, como el agua pura se evapora continuamente el porcentaje de impurezas aumenta, lo que proporciona al océano su carácter salino.

¿Tenemos más o menos agua que hace siglos?

Tenemos tanta agua como hace siglos, el problema es la sobrepoblación y la contaminación.

La realidad es que tenemos la misma; el problema es que somos más personas y además, la estamos contaminando a velocidades sin precedentes, lo que hace que la cantidad del vital líquido efectivamente disminuya.

Según cifras de UNICEF, más de 1.5 millones de niños mueren cada año por beber agua no potable. Tal vez sea tiempo de ponernos a pensar en cómo aprovechamos mejor este recurso… o tal vez muy pronto… ya no habrá más tiempo. Es importante tomar conciencia de la cantidad de agua que utilizamos para realizar las tareas diarias del hogar.

Muchas veces reducir estas tareas aunque sea 1 minuto, nos ahorra una cantidad de agua impresionante.

Se dice que una persona gasta en promedio un total de 350 litros de agua al día .A continuación, se presenta una tabla en donde se puede observar la cantidad de agua en litros que se consumen en cada actividad diaria por minuto.

Artefacto Gasto de agua en litros por minutos

  • Regaderas 19
  • Lava manos 16
  • W.C. 22
  • Lava platos 19
  • Lavadora 19
  • Lava platos automático 22
  • Manguera de jardín 22

Problemática del Agua

La creciente necesidad de lograr el equilibrio hidrológico que asegure el abasto suficiente de agua a la población se logrará armonizando la disponibilidad natural con las extracciones del recurso mediante el uso eficiente del agua.

México, un país rico en recursos naturales, obtiene el agua que consume la población de fuentes tales como ríos, arroyos y acuíferos del subsuelo. Estos acuíferos se recargan de forma natural en época de lluvias. Sin embargo, la época de lluvias tiene una duración promedio de cuatro meses lo que propicia una escasa captación. Aunado a esto, del total de agua captada por lluvias, aproximadamente el 70% se evapora.

La desproporción que existe entre la cantidad de agua que se capta por escurrimiento y las extensiones territoriales que comprenden aunado a la corta temporada de lluvias hace que la disponibilidad del agua sea cada vez menor.

Bajo este panorama, México enfrenta actualmente graves problemas problemas de disponibilidad, desperdicio y contaminación del agua. Parte de esta problemática, se enfrenta con la construcción de la Infraestructura Hidráulica que permite satisfacer de agua a los diferentes sectores de la población: el agrícola, el industrial, el doméstico y de servicios y para la generación de energía eléctrica, entre otros.

No obstante existen diferencias territoriales importantes que son desfavorables. En el norte del territorio nacional, el agua de lluvia que se capta por escurrimiento es únicamente el 4% mientras que en el sureste y las zonas costeras se logra captar el 50% del escurrimiento. Así, entre otros beneficios de la infraestructura hidráulica se encuentra la protección a la población y las áreas productivas de situaciones como las inundaciones, además de aprovechar las zonas con alto promedio de escurrimientos para la generación de servicios como la energía eléctrica. La zona norte del país está constituida por regiones áridas y las presas tienen la función de captar el agua que se utilizará en la actividad agrícola.

En la zona sur del país, donde se localizan las regiones húmedas, las presas tienen como función almacenar el agua para la generación de la energía eléctrica y el control de avenidas.

De acuerdo a los informes del UNICEF…

Una persona utiliza 25o litros al día de agua.

50% – Proporción de la población del mundo en desarrollo que carece de acceso a instalaciones básicas de saneamiento – un total de 2,600 millones de personas.

1.100 millones- El número de personas en todo el mundo que carece de acceso a fuentes mejoradas de agua.

4.000 - El número de menores de cinco años que mueren todos los días solamente a causa de las enfermedades diarreicas.

4 veces - La quinta parte más rica de la población en los países en desarrollo tiene cuatro veces más posibilidades de utilizar instalaciones mejoradas de saneamiento que la quinta parte más pobre de la población (y el doble de posibilidades de utilizar fuentes de agua mejoradas).

44% – Porcentaje de mujeres en las zonas rurales de África que emplean 30 minutos o más para recolectar un solo cubo de agua con el fin de satisfacer las necesidades de sus familias.

400 millones – El número de escolares que sufren una disminución de su capacidad de aprendizaje debido a infecciones de parásitos intestinales.

Cientos de millones – El número de personas con fuentes de agua para beber contaminadas debido a contaminantes microbiológicos o químicos.

Fuentes: UNICEF y OMS.

Una persona que vive en una ciudad utiliza en promedio 250 litros de agua al día

  • En la ducha 100 litros
  • En la descarga del baño 50 litros
  • En el lavado de ropa 30 litros
  • En el lavado de loza 27 litros
  • En el jardín 18 litrosEn lavar y cocinar alimentos 15 litros
  • Otros usos (lavarse las manos) 10 litros

Cantidad de agua que se utiliza para producir los alimentos

Es prácticamente imposible el indicar una cantidad exacta de agua que se utiliza para producir los alimentos (cereales, vegetales, frutos etc.) que nos son básicos para nuestra alimentación, debido a que son muchísimos los árboles que hay y tomando en cuenta de que no todos de ellos necesitan la misma cantidad de este líquido debido a que aquí intervienen muchos factores como el clima y el tipo de árbol al que pertenece el mismo, independientemente además del lugar en el que estén cultivados.

Un ejemplo de árboles que no necesitan tanta agua para sobrevivir son el mango y el aguacate (árboles frutales) y para ellos obviamente no se utiliza la misma porción que para otros que se les tiene que introducir agua constantemente.

Todos casi siempre nos detenemos más en saber cuánta agua gastamos en nuestras necesidades cotidianas como: al bañarnos, lavar o para cocinar; pero la mayoría de las veces no nos ponemos a pensar en la cantidad que se requiere para producir un alimento o los alimentos en general.

Y es que es aquí existe un gran problema porque solo podemos mencionar una cifra aproximada o una que se asemeje a la real más no la exacta como deseamos saber, ya que siempre habrán diferencias en esta cuestión y tendríamos que hablar entonces del agua virtual que es la cantidad total de agua que se requiere para la obtención de un producto.

Desalinización del agua

El agua desalinizada ocupa menos del 1% de la producción mundial de agua para consumo humano.

Debido al crecimiento de la población y a la creciente preocupación originada por la escasez de agua, varios países, sobre todo en la región de Oriente Medio, están instalando plantas de desalinización para convertir el agua salina (agua del mar, agua salobre o aguas residuales tratadas) en agua dulce.

Actualmente, el mercado mundial de la desalinización representa unos 35,000 millones de dólares al año y esta cifra podría duplicarse en los próximos 15 años.

En 2002 existían cerca de 12,500 plantas de desalinización en 120 países alrededor del mundo. Estas plantas producen unos 14 millones de m³/día de agua dulce, un volumen menor al 1% de consumo total mundial.

Los usuarios más importantes de agua desalinizada del mundo se encuentran en Oriente Medio, principalmente en Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Bahrein. Estos países utilizan aproximadamente 70% de la capacidad mundial instalada, seguidos por los países de África del Norte, sobre todo Libia y Argelia, que utilizan cerca de 6% de la capacidad mundial instalada.

Entre los países industrializados, Estados Unidos es uno de los usuarios más importantes de agua desalinizada (6,5%); destacando California y ciertas zonas de Florida.

Proceso del agua para llegar a los hogares

El agua es sometida a rigurosas medidas para poder llegar a nuestros hogares.

El proceso para obtener agua en nuestro municipio se concentra principalmente en su extracción por medio de pozos, estos son desarrollados en base a perforaciones en la tierra y conectados por una tubería a un acuífero “un acuífero es un depósito subterráneo de agua”, así mismo deberá ser analizada para comprobar que es apta para el consumo de las personas, si este análisis es positivo, se recurre a la instalación de un sistema de bombeo, el cual sustraerá el agua dependiendo al número de habitantes que correspondan ya sea a la colonia, comunidad o zona.

Posterior al análisis y si el agua analizada no contiene químicos, minerales tóxicos o algún otro contaminante, esta solamente se trata mediante el proceso de cloración. En este procedimiento se instala un equipo que inyecta pequeñas cantidades de cloro al agua, para garantizar que al momento de llegar a nuestros hogares se encuentre en perfectas condiciones, además, este método impide la proliferación de hongos y bacterias en las tuberías de conducción y distribución, así como en los tanques de almacenamiento.

La cantidad de cloro que se utiliza varía por la calidad del agua y el recorrido existente entre el pozo y la comunidad, cuando son distancias muy largas las que se recorren, se instala una caseta de post-cloración, la cual ayuda a reforzar tratamiento que se le está dando al agua.

Contaminación del agua

La Contaminación del agua es una problemática de nivel mundial que nos atañe a todos.

Se entiende por contaminación del agua a la acción o al efecto de introducir algún material o inducir condiciones sobre el agua que, de modo directo o indirecto, impliquen una alteración perjudicial de su calidad en relación a sus usos posteriores o sus servicios ambientales.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el agua está contaminada cuando su composición se haya alterado de modo que no reúna las condiciones necesarias para ser utilizada beneficiosamente en el consumo del humano y de los animales). En los cursos de agua, los microorganismos descomponedores mantienen siempre igual el nivel de concentración de las diferentes sustancias que puedan estar disueltas en el medio. Este proceso se denomina auto depuración del agua. Cuando la cantidad de contaminantes es excesiva, la autodepuración resulta imposible.

Los contaminantes más frecuentes de las aguas son: materias orgánicas y bacterias, hidrocarburos, desperdicios industriales, productos pesticidas y otros utilizados en la agricultura, productos químicos domésticos y desechos radioactivos. Lo más grave es que una parte de los derivados del petróleo son arrojados al mar por los barcos o por las industrias ribereñas y son absorbidos por la fauna y flora marinas que los retransmiten a los consumidores de peces, crustáceos, moluscos, algas, etc.

Los principales contaminantes del agua son los siguientes:

• Agentes patógenos.- Bacterias, virus, protozoarios, parásitos que entran a las aguas provenientes de desechos orgánicos.

• Desechos que requieren oxígeno.- Los desechos orgánicos pueden ser descompuestos por bacterias que usan oxígeno para biodegradarlos. Si hay poblaciones grandes de estas bacterias, pueden agotar el oxígeno del agua, matando así las formas de vida acuáticas.

• Sustancias químicas inorgánicas.- Ácidos, compuestos de metales tóxicos (Mercurio, Plomo), envenenan el agua.

• Los nutrientes vegetales pueden ocasionar el crecimiento excesivo de plantas acuáticas que después mueren y se descomponen, agotando el oxígeno del agua y de este modo causan la muerte de las especies marinas (zona muerta).

• Sustancias químicas orgánicas.- Petróleo, plásticos, plaguicidas, detergentes que amenazan la vida.

• Sedimentos o materia suspendida.- Partículas insolubles de suelo que enturbian el agua, y que son la mayor fuente de contaminación.

• Sustancias radiactivas que pueden causar defectos congénitos y cáncer.

• Calor.- Ingresos de agua caliente que disminuyen el contenido de oxígeno y hace a los organismos acuáticos muy vulnerables.

Soluciones al problema de la contaminación del agua

La compra de agua embotellada ha aumentado en el mundo, lo que genera gran desecho plástico.

Debido a la problemática que actualmente estamos enfrentando con relación a la contaminación del agua; la manera en la cual nosotros estamos actuando ante esta situación para sobrevivir a este cambio y a las alteraciones en las características naturales de este líquido vital y muy indispensable, no es a nuestro parecer, la adecuada.

Por esta razón es que existiendo demasiadas alternativas que pueden darle solución a este gran problema, mencionaremos las que nos parecen más importantes tomar en cuenta para erradicar esta dificultad, pues aunque sabemos que de las acciones que realicemos no se verá avance de manera inmediata, por lo menos tendremos la seguridad de que poco a poco este asunto irá disminuyendo; y a pesar de que tal vez no lo eliminará en su totalidad, por lo menos con esto ayudaremos a nuestro ambiente y con ello a mantenernos vivos y saludables.

Como todos tenemos conocimiento sobre lo fundamental que es, no tan sólo para el ser humano, sino para los seres vivos en general, EL AGUA; resultará más sencillo el explicar más a fondo cada una de las “Buenas Acciones” que podrían servir para que el agua contaminada ya no lo siga siendo y porque la contaminación del agua afecta en varios sentidos (cultural, ambiental, alimenticio, económico, etc.)

Lo que debemos de hacer es lo siguiente:

1. Crear estrategias que sirvan para disminuir la contaminación del agua; esto es, ya no tirar basura ni quemarla, porque todo esto, principalmente la basura, es un contaminante muy peligroso para los ríos, mares y lagos.

2. Aunque sabemos que las industrias y las empresas se negarán para ya no fabricar productos que dañen, en este caso, al agua. Si podemos pedirles que los residuos desechados por cada entidad, sean depositados en el lugar adecuado.

3. Organizar grupos de personas que se encarguen de vigilar que la gente respete los ríos, lagos y lagunas y en la mayor medida de lo posible mantener limpios estos lugares porque de ello también dependerá la existencia de los animales acuáticos.

4. Trabajar con proyectos, cuyo objetivo sea el de ver la forma en que el petróleo no se siga derramando en el mar porque esta es otra forma de contaminación importante.

5. Purificar el agua, para no contraer alguna enfermedad que podría causarnos hasta la muerte.

Las alternativas anteriores son únicamente para tratar de evitar la contaminación en el agua; sin embargo, es necesario mencionar igualmente que también es indispensable el ahorrarla lo más que podamos, porque cada vez somos más los que habitamos el planeta y porque son cada vez más las necesidades de utilizarla; y si queremos seguir disfrutando de ella debemos de cuidarla y enfrentar esta situación de la forma más responsable porque al fin y al cabo estamos cuidando de nuestra vida cuando estamos cuidando del agua.

Dada la importancia del agua, es nuestro deber utilizarla adecuada y racionalmente, y así ayudar a nuestro medio ambiente, realizando algunas pequeñas tareas:

• Cierra las llaves mientras te enjabonas, te tallas en el baño, te afeitas o te cepillas los dientes.

• No laves la banqueta, pisos o el coche a “chorro de manguera”, usa solo la necesaria en cubetas.

• Reporta cualquier fuga que observes en la calle, vigila los mecanismos de depósito de sanitarios, tinacos y cisternas, reparando cualquier fuga.

• Revisa periódicamente las paredes de la cisterna y el buen funcionamiento de la bomba.

• Utiliza solamente el agua estrictamente necesaria en el baño, en el lavado de trastes y en el lavado de ropa.

• Al usar la lavadora, usa el máximo de ropa permitido en cada carga.

• No riegues el jardín durante las horas de mayor calor, el agua se evapora.

• Vigila a tus hijos, para que en sus juegos no se bañen a chorro de agua o a cubetazos.

• No utilices el inodoro como cubo de basura.

• Utiliza cisternas de WC con dispositivo de descarga controlada o de bajo volumen. Una forma de reducir el consumo de una cisterna convencional consiste en introducir en su interior una botella de uno o dos litros llena de agua.

• No olvides explicar estos consejos a los más pequeños de la casa.

No desperdicies el agua, recuerda siempre la importancia del vital líquido: El Agua.

La relación entre consumo y uso de agua

Consumo de agua por países.

“El interés por la huella hídrica se origina en el reconocimiento de que los impactos humanos en los sistemas hídricos pueden estar relacionados, en última instancia, al consumo humano y que temas como la escasez o contaminación del agua pueden ser mejor entendidos y gestionados considerando la producción y cadenas de distribución en su totalidad” señala el Catedrático Arjen Y. Hoekstra, creador del concepto de la huella hídrica y director científico de la “Red de la Huella Hídrica”.

“Los problemas hídricos están a menudo íntimamente relacionados con la estructura de la economía mundial”. Muchos países han externalizado significativamente su huella hídrica al importar bienes de otros lugares donde requieren un alto contenido de agua para su producción.

Este hecho genera una importante presión en los recursos hídricos en las regiones exportadoras, donde muy a menudo existe una carencia de mecanismos para una buena gobernanza y conservación de los recursos hídricos.

No solo los gobiernos sino que también los consumidores, comercios y la sociedad en general pueden jugar un papel importante para alcanzar una mejor gestión de los recursos hídricos.

Huella hídrica

La huella hídrica se refiere al consumo de agua dulce.

La huella hídrica o huella del agua (water footprint en inglés), es un indicador de uso de agua dulce, el cual se compone de un factor interno y externo, además de usos directos e indirectos de agua dulce.

A diferencia del agua virtual, se discriminan las fuentes de agua, es decir, se distingue entre agua azul o agua verde, además de la que contiene cargas contaminantes (agua gris). Este indicador puede ser empleado para determinar el consumo hídrico de una nación, una cuenca, región, por sectores productivos, procesos de fabricación, productos, personas, etcétera.

Las unidades en las que trabaja este indicador dependerán del tipo de huella hídrica que estemos calculando. Así, por ejemplo, la huella hídrica de un producto de carne X puede medirse en [m3/kg], representando la cantidad de agua necesaria para producir un kilo de carne X en toda la cadena de suministro.

Este indicador puede apoyar mejoras eficientes en las gestiones de agua y ser un buen soporte para tomar conciencia acerca de nuestros consumos hídricos. Holanda y España han mostrado grandes avances en el desarrollo práctico de la huella del agua.

Los habitantes utilizan una gran cantidad de agua para beber, cocinar y lavar. Pero utilizan todavía más en la producción de bienes tales como alimentos, papel, prendas de algodón, etc. La huella hídrica es un indicador de uso de agua que tiene en cuenta tanto el uso directo como indirecto por parte de un consumidor o productor.

La huella hídrica de un individuo, comunidad o comercio se define como:

“El volumen total de agua dulce que se utiliza para producir los bienes y servicios consumidos por el individuo o comunidad así como los producidos por los comercios”.

Algunos hechos y cifras

• La producción de un kilo de ternera requiere 16.000 litros de agua.

• Para producir una taza de café se necesitan 140 litros de agua.

• La huella hídrica de China es alrededor de 700 metros cúbicos por año per cápita. Solo cerca del 7% de la huella hídrica de China proviene de fuera de China.

• Japón tiene una huella hídrica total de 1150 metros cúbicos por año per cápita, alrededor del 65% de esta huella proviene de exterior del país.

• La huella hídrica de EEUU es 2.500 metros cúbicos por año per cápita.

• La huella hídrica de la población española es 2.325 metros cúbicos por año per cápita.

• Alrededor del 36% de esta huella hídrica se origina fuera de España.

Para revertir la situación, el primer paso es priorizar los productos con menos agua virtual, reducir el consumo de aquellos que tengan más, o exigir la implantación de sistemas más eficientes en gestión del agua.

Para ayudar o lograr este objetivo, algunos expertos sugieren programas específicos de concientización y hasta un etiquetado de los productos con la cantidad de agua virtual empleada.

Un comienzo para buscar la sustentabilidad de los recursos hídricos mundiales, sería bajar el altísimo consumo de carne roja, y de paso terminar con la lógica de que, a mayor consumo de agua, mayor nivel de desarrollo.

Para producir un kilo de trigo hacen falta 1.000 litros (un metro cúbico) de agua; mientras que un kilo de carne de vaca necesita 15.000 litros.

La posibilidad de etiquetado en los productos confeccionados (por ejemplo) con algodón, que son importados por la Unión Europea, sirve para que se sepa el impacto que causan en el país de origen, como el que tiene el algodón proveniente de Uzbekistán; y que eso implique un impuesto extra a su importación, como una forma de desincentivarlo.

No obstante, estos conceptos no escapan de algunas críticas. Así, exigen un aumento en la precisión de los actuales métodos de cálculo y la inclusión de otras variables, por ejemplo: los aspectos cualitativos.

Diversos expertos han desarrollado estudios y cálculos que permiten saber, tanto nuestra huella hidrológica individual, como la huella de un país, en relación al resto del mundo.

Y, por supuesto, los consumidores tienen que seguir asumiendo los consejos para reducir el gasto de agua tanto en su casa, como en el baño y en la cocina, así como en el jardín, porque el gasto de ésta en las ciudades grandes carece de una operación sustentable.

Fuentes de Información Electrónicas

• Portal “Aula21”, disponible en la web: http://www.aula21.net/Nutriweb/agua.htm, consultado el 19 de julio del 2012.

• Portal “Agua.org.mx” disponible en la web: http://www.agua.org.mx/index.php?option=com_content&view=category&id=13&Itemid=44, consultado el 21 de julio de 2012.

• “Agua.” Microsoft® Encarta® 2009 [DVD]. Microsoft Corporation, 2008.

2 Respuestas a “El Agua y la Huella Hídrica

  1. muchas gracias por tener tan rica informacion, me ayudo bastante a mi trabajo de investigacion y a tomar conciencia sobre el cuidado del agua, la informacion esta muy clara y actual, felicitaciones

  2. Excelente información, para en cuenta una visión global del agua y entender que si no actuamos de manera racional vamos a tener serios problemas… quisiera por favor si tienen información de indicadores de huella hídrica en servicios por favor facilitarme.

Por favor, deja una breve opinión o sugerencia acerca del artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s